English  

Olga Prieto nace en La Coruña, España, es farmacéutica y se traslada a vivir a México en 2003 donde se inicia en el mundo de la joyería.

La marca nace hace más de 10 años en un encuentro casual entre la diseñadora y el artesano en un mercado, lo que comenzó como una pequeña colaboración se convirtió en una fuerte alianza que continúa hasta hoy. Las bases de aquel primer trabajo son todavía hoy los pilares de cada colección: el uso del latón como seña de identidad, las piedras semipreciosas y el trabajo hecho a mano.

Olga escoge piedras de formas caprichosas para crear piezas únicas, cada pieza está hecha por un artesano en un pequeño taller de México lo que convierte a las piezas en únicas e irrepetibles, reflejando el alma del artesano que las creó.